Este fin de semana volveremos al horario de invierno. Para los despistados: el reloj se retrasa una hora y en la Península a las 03.00 serán las 02.00. Pero quizá nos estamos adentrando en el último cambio horario. El anuncio de mantenerse ya en un único huso partía este verano desde Bruselas, abriendo así un debate que llevaba varios años sostenido. Con esta propuesta, el Ejecutivo comunitario recogía el guante lanzado por un importante número de ciudadanos en una encuesta a través de internet, en la que un 84 por ciento de los votantes se mostró partidario de contar con un horario fijo.