Las tendencias están transformando la manera de comunicarnos. De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda utilizar palabras anglosajonas y adaptarlas al castellano, a veces con mayor o menor acierto en la traducción. Las redes sociales también están jugando un papel fundamental en este sentido, ya que su globalización hace que las ‘nuevas’ expresiones corran con mayor rapidez.