Blog

¿El último cambio de hora de invierno?

Este fin de semana volveremos al horario de invierno. Para los despistados: el reloj se retrasa una hora y en la Península a las 03.00 serán las 02.00. Pero quizá nos estamos adentrando en el último cambio horario. El anuncio de mantenerse ya en un único huso partía este verano desde Bruselas, abriendo así un debate que llevaba varios años sostenido. Con esta propuesta, el Ejecutivo comunitario recogía el guante lanzado por un importante número de ciudadanos en una encuesta a través de internet, en la que un 84 por ciento de los votantes se mostró partidario de contar con un horario fijo.

A partir de ahí la Comisión Europea afirmó que el último cambio obligatorio sería a finales de marzo de 2019 y para los que quieran quedarse en el de invierno el 27 de octubre del próximo año.

Ahora, el debate se ha abierto en España. El foco está en saber si es mejor mantener el de verano o pasar al de Reino Unido, Portugal e Irlanda, donde el reloj marca una hora menos. Esto supondría volver al regido por el meridiano de Greenwich, el mismo que el país abandonó en 1941.

Sin embargo, esta medida divide al país geográficamente. Galicia la aplaude, ya que mantenerse en el horario de verano haría que, por ejemplo, en invierno amaneciera a partir de las 10.00 de la mañana. Sin embargo, muchas otras comunidades como Baleares y la Comunidad Valenciana, no se muestran de acuerdo ya que, argumentan, adelantar la hora en la que anochece perjudicaría al turismo.

Al margen de estos debates, desde Bruselas aseguran que los cambios serán coordinados y que habrá uno común en todos los países. De hecho, la propuesta legislativa de la Comisión Europea se emitirá, previsiblemente, después de sus elecciones de 2019, donde se cree que sea uno de los temas recurrentes. Después, se debatirá y votará por los diputados de la Eurocámara y, finalmente, será el Consejo Europeo donde se rubrique el acuerdo que ponga fin a las modificaciones.

En todo caso, el Gobierno ha insistido en que la propuesta comunitaria “está en línea con lo que hace años hemos reclamado y defendido”, según destacó la ministra portavoz del Ejecutivo central, Isabel Celáa el pasado mes de agosto. De todos modos, la elección aún no se ha tratado, aunque, según Celáa está en la agenda. En la misma línea se ha pronunciado el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, quien quiso dar la oportunidad al Parlamento Europeo a ver si es capaz de encontrar un “común denominador entre países que están en situaciones geográficas tan diferentes”.

El cambio de hora se lleva realizando desde 1974 por indicación de lo que antes era la Comunidad Económica Europea para aprovechar mejor las horas de luz y paliar así los posibles efectos de la crisis del petróleo de 1973. Pero ya España había alterado su horario oficial en 1941, de tal forma que el de invierno sería el que más se adaptaría al que corresponde geográficamente a España.

Sea como fuere el debate está abierto y las solución la tendremos que ver en los próximos meses. Lo que está claro es que las voces a favor y en contra de mantenerse en el horario de verano, tal y como recomiendan en Bruselas, están enfrentadas y sea cual sea la decisión final a todos nos costará acostumbrarnos.

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter